7 razones por las que tu gato puede estar maullando constantemente

El hambre, el estrés o incluso la vejez pueden hacer que tu gato maúlle mucho más de lo que te gustaría.

¿Por qué mi gato maúlla tanto?

Si eres como yo, querrás saber lo que tu gato está tratando de transmitir (especialmente cuando no se calla).

Desde simplemente decir “hola” hasta simplemente tener hambre, aquí hay algunas posibles explicaciones para el maullido constante.

7 razones por las que un gato puede estar maullando mucho

1. Tu gato simplemente quiere atención.

Tal vez sea porque el gato quiere jugar o porque está aburrido .

No respondas cada vez que tu gato maúlle; en su lugar, préstale atención cuando se quede callado. Si tu gato sigue maullando, aléjate hasta que se calme.

Alejarse es por maullar en exceso, pero asegúrese de pasar tiempo con su gato todos los días (después de todo, es parte de su familia). Jugar con tu gato también le proporciona una adecuada cantidad de ejercicio , fundamental para su bienestar.

Siga premiando el comportamiento silencioso e ignorando el maullido constante. Recompensar a tu gato por su calma puede ayudar a reducir los ruidos, pero aún puede ser un proceso largo.

2. Tu gato está enfermo.

El maullido es una forma en que un gato se comunica , y tu gato puede estar tratando de decirte que no se siente bien.

Los gatos son buenos para ocultar enfermedades, y maullar o hacer ruido sin mostrar interés por la comida podría ser una señal de un problema de salud que necesita atención.

El maullido constante del gato podría indicar una tiroides hiperactiva , enfermedad renal , problemas para orinar o una serie de otros problemas de salud. Si este comportamiento es algo nuevo en tu gato, vale la pena visitar al veterinario.

3. Tu gato tiene hambre.

Algunos gatos pueden maullar solo por 2 cosas: un motivo relacionado con la caja de arena o la comida.

Si el comedero está vacío, tu gato te lo hará saber maullando mucho.

Asegúrese de que su gato reciba suficiente comida y que coma en los momentos apropiados. Y ya que estás en eso, revisa también el tazón de agua.

4. Tu gato está estresado.

Los cambios en el hogar, nuevas personas , nuevos animales u otras causas pueden estresar a tu gato.

Si tu gato maúlla mucho durante estos cambios, podría ser un maullido ocasional de “No me gusta esto” o un constante y fuerte “¡Estoy realmente enojado por esto!” ruido.

Por supuesto, tu gato no puede decirte esto, así que mantente atento a los nuevos cambios que puedan molestarlo e interactúa con él tanto como puedas. Si está agregando un animal a su hogar, socialice adecuadamente a la nueva mascota con su gato para evitar problemas de comportamiento.

5. Tu gato es viejo y está confundido.

Los gatos, como las personas, pueden volverse olvidadizos o confusos en la vejez .

La desorientación no es poco común y tu gato puede maullar por frustración o confusión. Deje una luz encendida por la noche si su gato vocaliza en ese momento o si choca con cosas.

Especialmente si su gato mayor no solo le está “hablando”, sino que está maullando muy fuerte , entonces consulte al veterinario.

6. Tu gata está en celo.

Las gatas en celo pueden volverse muy vocales repentinamente. Lo hacen para atraer a los machos. Los machos también son ruidosos si detectan una gata en celo cerca.

Hazte un favor a ti mismo y al problema de la sobrepoblación felina: esteriliza a tu niña .

7. Tu gato solo quiere decirte hola.

A veces, tu gato puede estar maullando para decir hola. Es tan simple como eso.

Por favor: no le grites a tu gato por maullar

Interactúa con tu gato y trata de calmarlo si las vocalizaciones se vuelven preocupantes.

No regañes a tu gato por maullar. Además de no ser amable, esto puede causar miedo e inseguridad , lo que significaría más problemas de comportamiento.

Compartir

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *